Free songs
Teléfono: (54) 11 2050-4976 - Email: info@desplegare.com.ar

Testimonios

Una tarde del invierno de julio del 2013 nuestras vidas y proyectos se cruzaron en una intersección perfecta: Valentín, uno de sus pacientes preferidos… La “causalidad” que hizo este pequeño mago de 5 años fue demostrarme desde un principio la magia que ella misma había hecho con el estos últimos años.

Sabrina es una de esas mujeres que ama y valora realmente la libertad en su vida,  por ende dedica su pulsión de vida regalándosela a cada uno de los seres que pasan por sus manos. Tiene claro que la independencia, dentro de cada contexto personal, es la piedra fundamental en los cimientos de una buena calidad de vida, desde ahí acciona, transformando la realidad de cada uno, enseñando a transitar nuevos caminos, tomando el propio compromiso de sacarle al otro de la mochila todos los elementos que le impidan lo liviano del Ser y desde ese lugar volar sobre cada una de sus fortalezas únicas dejando de ser latentes por el resto de sus vidas.

Las limitaciones existen, pero según en que punto de perspectiva elijamos poner el foco toda nuestra visión y realidad puede cambiar, atrayendo así nuevos recursos e iluminando aquello que antes no se veía pero estaba ahí.

Ella tiene una capacidad y percepción que no muchos realmente poseen:

Mirar a los ojos, Ver, Creer y Ayudar… Valentín es una clara prueba de eso.

La sinergia de nuestros proyectos mutuos hizo que el tiempo pase y al conocerla mas los meses me reconfirman algo que me conto en nuestras primeras reuniones: sigue siendo esa adolescente que a muy temprana edad creía en la búsqueda de encontrar la forma de ayudar a los demás fusionando ciencia y arte…

Los años pasaron, su pasión fluyo y hoy es claramente toda una profesional de la salud.

Julio Cesar Nicolai
Fundador de LadoBee
Encuentros Motivacionales
www.ladobee.com


Mi nombre es Vanesa, soy la mama de dos nenes: Joaquín y Valentín. Valentín nació con una Encefalopatía Crónica no Evolutiva, tiene hipotónica y por ende dificultad en su motricidad. Cuando el neurólogo nos dio el diagnóstico inmediatamente comenzamos con toda la batería de tratamiento que un bebe de 8 meses pudiera realizar.

Valen iba cumpliendo con lo esperado por su patología . Lentamente empezó a sostener la cabeza, luego se sentó, se paró y tiempo después empezó a gatear. Pero aún así algo faltaba… Lloraba mucho, nadie más que su papá y mamá podían tocarlo, no fijaba por mucho tiempo la mirada, no le gustaba que vaya gente a su casa y no disfrutaba de lo que la mayoría de los pequeños de su edad hacían: tocar, explorar, ensuciarse.

Un día mi mamá me hablo de la «Terapia Ocupacional». No sabíamos de qué se trataba pero estábamos dispuestos a probarlo, así que me contacte con Sabrina y comenzó una maravillosa etapa. Sesión a sesión (que en un comienzo eran en mi casa) observaba como mi hogar se iba llenando de espuma, arena, arroz, abrazos y carcajadas. Sabrina comenzaba a romper las barreras de hipersensibilidad que tenía Valentín. Uso varias técnicas y tácticas para sacarlo a Valen de ese lugar tan quiero y oscuro. Utilizo todas las herramientas y más, empleando sedé un IPad hasta un ejemplar lanudo y gigante, entrenado para la ocasión (Max), mediante el cual trabajo no solo lo vincular, sino que también ejército la postura, el equilibrio, la marcha. Además de sostener y sacar a delante a Valen, nos contuvo a nosotros como familia, nos dio elementos para seguir trabajando en casa y así fuimos descubriendo el mundo «TO», aprendiendo a pensar desde esa perspectiva.

Ella nos hizo comprender que una persona no es un diagnóstico, des dramático la «discapacidad» para convertirla en un MUNDO DE POSIBILIDADES y que cuando un ser siente que, además de acrecerle todas las herramientas necesarias para mejorar, creer en él y lo reflejas en tus ojos, esa persona CRECE, se ACEPTA, se SUPERA y AVANZA!

Por mi parte pude encontrar todo esto en ella, por eso la escuche, me entregue, seguí sus indicaciones al pie; así también cuando moría de miedo al ver como mi hijo se independizaba cada día más. Con esta constante comunicación entre ella y la familia, trabajo duro, buena energía, se rompieron las limitaciones y los «no se puede».

Hoy Valen, con cinco años, asiste a una escuela común, se baña, viste, come y va al baño solito. También, como todos sus compañeros, asiste sólo a los cumpleaños y puede desenvolverme perfectamente, como también en las clases de música a las que quiso que lo anotemos, escribe y esta aprendiendo a ….
Es un niño feliz e independiente, porque aprendimos a «ver» lo que Sabri nos enseño: «un mundo de humosas posibilidades»

Gracias Sabri por todos estos años!!

Vanesa OKeeffe


Hace dos años , estando de vacaciones de invierno en San Bernardo , Silvana ,que padece un atraso madurativo importante , se fracturó la tibia y el peroné. Volvimos de inmediato a Capital ya que la infraestructura sanitaria del lugar es sumamente deficiente y para el traumatólogo era solo una torcedura. Fue operada con urgencia con éxito pero durante casi dos meses no podía concurrir a la institución a la que asiste todos los días ya que estuvo enyesada y teníamos temor que se golpeara nuevamente.

Como Silvana es un poco vaga y hay que estimularla constantemente decidimos pedir la ayuda de una terapista a la cordinadora de la institución. Fue así como conocimos a nuestra muy querida Sabrina . En un comienzo ella venía a casa y Silvi la esperaba ansiosamente. El flechazo fue mutuo y la calidez de Sabri nos ayudó a pasar ese mal momento y ni que hablar de lo que avanzó Silvi.

Preparabamos todo el material que Sabri nos pedía, ella le traía cuentos, fotos, un iPad … Y así poco a poco se fue ganando su confianza. No sólo era contenedora para Silvi sino que fue de gran ayuda para nosotros los papis.

Cuando Sabri tuvo su consultorio y Silvi podía ya caminar decidimos continuar con la terapia. El cambio de lugar fue altamente satisfactorio . Poco a poco Sabri fue armando rincón por rincón con calidez y profesionalismo y ni qué hablar de sus dos asistentes … ¡ de lujo ! :Max y Gilda , a los que Silvi ama mucho y son de valiosa ayuda.

Silvi avanza día a día , a veces con más onda otras con menos pero Sabri conoce muy bien sus estados de ánimo y los respeta . Y nos guía a nosotros en la tarea diaria , es nuestro lazarillo en este dificil camino.

Para nosotros Sabri ya pertenece a nuestra familia , compartimos tristezas y alegrías , momentos de bajones de Silvi y logros a veces pequeños pero muy importantes

Gracias Sabri por ser como sos , por tu compromiso con tu tarea diaria , por ir día a día ´por algo más , por descubrir en Silvi y en todos tus chicos que siempre pueden dar más , por contenernos y no dejarnos bajar los brazos .

Te queremos mucho!!

Silvi , Ana María y Eduardo

Back to Top
Enter your Infotext or Widgets here...